Tras muerte de presidente de Haití podría incrementarse el éxodo de nacionales de ese país hacia RD


SANTO DOMINGO, RD.- Tras la muerte del presidente del vecino país de Haití Jovenel Moïse y su esposa Claude Joseph, a manos de mercenarios en un hecho registrado en su residencia de Puerto Príncipe mediante un asalto perpetrado por un grupo de hombres fuertemente armados, esta situación podría generar un éxodo en masa personas de esa nación hacia el territorio dominicano, tras los problemas que este histórico evento acusaría a la economía de la isla.

Actualmente la República Dominicana se ha convertido en el lugar de acopio de inmigrantes del vecino país.

 El ataque se produjo a eso de la 1.00 (hora local), dejando captado en video a «un grupo de personas extranjeras aun sin identificar», según se dice estos hablaban español y otros idiomas, según el comunicado recogido por medios locales de ese país y nacionales.

 Abinader, que ha convocado a los principales jefes del Ejército para abordar la situación, ha señalado este miércoles que se celebrará una reunión de emergencia para decidir la reacción de su país al magnicidio. Por el momento, la Repúbica Dominicana ha reforzado la vigilancia militar para evitar el paso de migrantes y mercancías desde el otro lado de la frontera.

Tras el hecho el presidente de la Republica Dominicana Luis Abinader Corona, ordenó el cierre total de la frontera con el vecino país, además que se reforzó la seguridad con grandes tropas militares, que se mantienen vigilantes ante cualquier eventualidad que se presente.

Mientras que en su cuenta de Twitter el mandatario dominicano posteó “Lamentamos y condenamos el magnicidio del presidente haitiano, Jovenel Moïse y la primera dama, Martine Moïse. Este crimen atenta contra el orden democrático de Haití y de la región. Nuestras condolencias a sus familiares y al pueblo Haitiano”.

Se recuerda que Haití celebrará el referéndum constitucional y elecciones el 26 de septiembre, lo que ha generado muchas reacciones en el vecino país.

Una gran cantidad de mandatarios de diferentes países del mundo han reaccionado condenando esta acción que atenta contra la seguridad de un estado.