[EDITORIAL] Palabras a nuestro pueblo


Por Luis Ozuna

QUERIDO PUEBLO DOMINICANO:

Hoy nuestro país atraviesa el más difícil de los momentos. Ante un asesino sigiloso que asecha las debilidades irresponsables que adoptamos en cada momento. Hablamos justamente del COVID-19, o Coronavirus, qué tal y como empieza su nombre si que merece tener la Corona, porque simplemente somos sus esclavos.

El COVID-19 De una manera invisible y silenciosa logra apoderarse de nosotros, en ocasiones emprendiendo una lucha contra nuestro sistema inmunológico que muchas veces logramos ganar, pero en otra simplemente perdemos las batalla como ya miles lo han hecho en todo el mundo.

Cabe destacar que no hemos sido muy guerreros ante esta difícil batalla, ya que lo material, lo mundano, y sobretodo lo poco maduro que somos nos han llevado a dar nuestro brazo a torcer.

Somos gobernados por un gobierno que simplemente implementan medidas que se quedan plasmadas en un papel, ya que el incumplimiento a las mismas es un gesto del diario vivir en nuestro país. 

La parte pobre ha sido desamparada por el poder, quienes por así decirlo no han sido muy beneficiados en acciones humanitarias por parte de quienes nos dirigen, ya que simplemente muchos solo se mantienen al margen de lo que ocurre, mientras los pobres se ven obligados a permanecer inmersos en una cárcel domiciliaria, por las cohibiciones que debemos tener por el paso de este asesino, que sus acciones cada día lo hace más a la luz y con mayor aumento, pero sobre todo, no existe justicia que pueda encarcelarlo y parar sus actos.

Queda de nosotros despertar ese lado responsable, el cual está basado en sacrificios a los cuales debemos someternos, esto si de verdad sentimos el amor al prójimo.

NO TE DEJES GANAR POR EL COVID-19, NO SIGAS DANDO EL BRAZO A TORCER, SIENDO RESPONSABLES VOLVEREMOS A JUNTARNOS.

Aunque no podemos irnos sin antes decir a quienes nos dirigen y que ya en los próximos días SE VAN, en el poco tiempo que nos dirigirán vamos a poner su enfoque en la parte más pobre, que de una manera silenciosa se están muriendo, NO SÓLO DE COVID-19, SINO TAMBIÉN DE HAMBRE Y OTROS MALES QUE LES AFECTA. PERO LOS QUE NO PERECEN, SIMPLEMENTE CARECEN DE OPORTUNIDADES Y ATENCIONES DE REQUERIMIETOS PRIORITARIOS. 

Y SÓLO DIREMOS A LOS QUE TOMARÁN LA BATUTA, VAMOS A PONER EL PAIS EN MANOS RESPONSABLES Y QUIEN NO PUEDA DIRIGIR, QUE SIMPLEMENTE SE VAYA TAMBIÉN.

CABE RECORDAR QUE LA VOZ DE UN PUBLO OLVIDADO QUEDA EN MANOS DE LA COMUNICACIONAL, QUIENES DEBEN VELAR POR HACER UN TRABAJO RESPONSABLE, IMPARCIAL Y BAJO LOS MEJORES VALORES ÉTICOS EXIGIDOS POR EL EJERCICIO.

Muchas gracias.